Wednesday, November 21, 2018
Home / RED In Festivals  / Festival de Cannes, Un Festival Clase A

Festival de Cannes, Un Festival Clase A

Para hablar de los festivales de cine Clase A, es obligatorio hacer una descripción de cómo es por dentro el principal de este grupo, el famoso Festival de Cannes. Debemos saber primero que son este tipo

Para hablar de los festivales de cine Clase A, es obligatorio hacer una descripción de cómo es por dentro el principal de este grupo, el famoso Festival de Cannes.

Debemos saber primero que son este tipo de espectáculos los que representan la denominación más alta para estos eventos cinematográficos.

La mayoría de estos festivales requieren que las películas seleccionadas sean estrenos  mundiales, que no hayan participado en otro concurso de cine, y por cuidado y regulación de la FIAPF (Federación Internacional de Asociaciones de Productores Cinematográficos), ninguno de estos festivales pueden suceder al mismo tiempo.

El Festival de Cannes, se lleva a cabo en Francia y fue creado en el 1939. Desde sus inicios se convirtió en uno de los más importantes festivales de cine a nivel mundial. Su glamour y calidad desde las primeras entregas, le aseguraron un puesto y una reputación envidiable entre todos los otros que existen, llevándolo a ser la principal celebración del cine en el mundo. Es el festival de festivales.

Su más alto galardón es La Palma de Oro, en la Sección Oficial. Pero de manera paralela se realizan otras proyecciones y premiaciones, abarcando un compendio perfecto para el gusto de cualquier cinéfilo.

La categoría paralela a la más importante del festival, es la llamada Un Certain Regard (Una Cierta Mirada), creada en el 1978 por Gilles Jacob, para dar un espacio a las propuestas con temáticas diferentes y originales, otorgando una premiación especial a lo mejor en esta categoría.

También existen proyecciones en “La Semana de la Crítica“, renglón creado 1962 por el Sindicato de Críticos Franceses, con el objetivo de generar oportunidades para nuevos directores que presentan su primer o segundo largometraje.

Además está “Cannes Classics” que es donde se presentan grandes clásicos del cine y películas recordadas por el festival, cortometrajes de nuevos y posibles talentos a descubrir, entre otras proyecciones especiales. Espacios que cada año esta celebración del cine del mundo crea para seguir ampliando los horizontes de la industria.

La organización del Festival de Cannes es extraordinaria, conlleva más de 12 meses de preparación, para casi 2 semanas de fiesta cinematográfica.

Las reglas son amplias pero claras. Las faltas cometidas por los participantes son tomadas muy en serio, y son penalizadas tanto a corto como a largo plazo.

Asistir a las proyecciones no se logra comprando boletas para un tanda en específico, uno debe registrarse antes en la plataforma web y también para todas las otras actividades del festival completo, salvo a acreditaciones de visitas específicas. En este registro, el interesado indica qué tipo de relación tiene con la industria y su interés o motivo para asistir al festival. De esta manera el equipo técnico clasifica a los asistentes y ayudan en cómo puede ser su recorrido y experiencia en este.

Los registros pueden ser como:

Periodista: opción que cierra 20 días previos a la apertura y que da acceso a screenings horas antes a las presentaciones oficiales; acceso a entrevistas con los productores y otras figuras; sesiones de fotos con las estrellas y jurados; acceso a las alfombras rojas, que son realizadas cada noche para cada película en competición; acceso a áreas especiales dentro del Palais du Festivals (Palacio de Festivales), entre otras facilidades. Pero, es importante saber que cada registro es evaluado y debe contar con requisitos básicos como un trabajo real, bajo el cual se verifican los aportes hechos de festivales anteriores, para ser tomados en cuenta en la próxima edición.

Otra opción es ir como comprador de películas. En el festival acontece un gran mercado de cine, en la parte interna del edificio, donde todas las casas productoras del mundo llevan sus últimos trabajos y muchas veces hasta proyectos en carpeta, incluyendo los que están siendo exhibidos en el festival, con el fin de poder vender los derechos para poder llevarlas a las salas de cine de cada parte del mundo. Este trabajo en particular, es bien interesante, porque los compradores deben tener el buen ojo de adivinar cuáles tienen el mayor potencial o cuáles pueden llegar a ser favoritas, y poder firmar contratos previo a la entrega de premios, para así evitar que el precio en una sola noche se duplique o triplique, dependiendo el caso o el premio obtenido.

Existen otros renglones para la participación, ya con intereses un poco más personales. Pero todos los asistentes y participantes del evento reciben una credencial intransferible con foto, códigos y colores diferentes, dependiendo su categoría, y son estos los que hacen la diferencia al momento de querer ver una proyección. Usar esta credencial en todo momento es obligatorio, tanto para tener acceso a las diferentes salas de cine, como para desplazarse en los diferentes puntos de control en toda la estructura del Palacio de Festivales.

Aparte de todo esto, hay otra manera de entrar a algunas proyecciones; bajo el sistema de invitaciones. Se debe hacer, con tiempo, una solicitud vía Internet, el día previo a la presentación del filme, pues hay cientos de personas que estarán también a la espera de poder solicitar. Esto es una especie de remate de oferta.

Estas invitaciones, por su gran nivel de demanda, son las joyas del festival. Tenerlas asegura entrada al Gran Teatro Lumiere y a la Salle Debussy (sí practiquemos un poquito el francés), para la sección de Un Certain Regard, pero así mismo el tenerlas y no usarlas, es decir, dejar su asiento vacío, es penalizado. Por esta razón, si no podrás asistir, estás en la obligación de regalar tu entrada a alguien que te asegure que ocupará tu puesto. Debido a esto podemos ver personas en traje de gala, fuera de las salas, solicitando, con un letrero, que se les regale una invitación.

Está totalmente prohibido vender una entrada y/o prestar tu acreditación, hecho que conlleva la expulsión inmediata del festival y posible expulsión de por vida del mismo.

Este festival es muy complejo y amplio. En estas pocas líneas es imposible describirlo por completo, así que en un próximo artículo, les detallaré sobre cada sección del festival y cómo se puede aprovechar al máximo, una vez que se te da la oportunidad de asistir.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

marc@hotmail.com

Review overview
1 COMMENT

POST A COMMENT